El vuelo del buitre

14 01 2009

buitre1

Sin lugar a dudas un ejemplo de jugador del Real Madrid lo encontramos en Butragueño, este futbolista maravilló durante años a la afición madridista con la que se consideró la “Quinta del Buitre”.

Con dieciocho años ya juega en un equipo de Tercera División y en poco tiempo es fichado por el Castilla, ascendiendo así a segunda división. En 1984 es llamado por el Real Madrid con Alfredo Di Stefano como entrenador para jugar con la Primera División. Entorno a su figura se formó la denominada “Quinta del Buitre”, que estaba integrada por Sanchís, Míchel, Pardeza y Martín Vázquez. A partir de este momento su presencia en los partidos del Real Madrid y con la selección Nacional se convierte en todo un espectáculo futbolístico.

En su paso por la selección contra Gales logró que España se clasificara para los mundiales de México. Jugando en esta competición logró marcó cuatro tantos a Dinamarca. Su capacidad como goleador le llevó incluso a superar a Di Stefano, que entonces tenía el récord, con 26 goles en 69 partidos. Por otra parte, en la mayoría de las ocasiones facilitaba a sus compañeros los goles. Junto con Hugo Sánchez formó una de las parejas más temidas por sus adversarios. Sin embargo, a partir de 1992 las lesiones que sufre le pasan factura: su capacidad como goleador se ve mermada. A mediados de la década de los noventa Raúl se convierte en la nueva promesa del equipo y Butragueño se retira del equipo.

En 1995 tras once años en el Real Madrid, 310 partido y 115 goles recibe un homenaje del equipo blanco en el Santiago Bernabeu. A lo largo de su carrera su trayectoria profesional ha sido reconocida con varios galardones como el garbanzo del oro o el balón de bronce. Durante estos años el equipo ganó seis ligas consecutivas, dos Copas del Rey y dos de la UEFA. En este año fichó por el Atlético Celaya, un equipo mexicano. Tres años después se retiró de este deporte pero nunca se olvidará el legado que dejó en el Real Madrid.

Más información

Anuncios