El Rey de Europa

20 01 2009

gento

Francisco Gento López nació en Guarnizo, Cantabria, 21 de octubre de 1933. Jugó en el Real Madrid 18 temporadas. Evidentemente, eran otros tiempos. Santiago Bernabéu lo reclutó del Racing (con el que sólo jugó ocho partidos) por la insistencia de uno de sus directivos. También en el 53 llegaba al club Alfredo Di Stéfano; y en el 54, Héctor Rial. Con los dos genios argentinos al lado, Gento ‘aprendió’ a jugar al fútbol. Fue sobre todo Rial quien mejor entendió lo que el velocista cántabro necesitaba: balones largos, a la espalda de las defensas, que le permitieran explotar su velocidad. De hecho, el Madrid ganó la Liga 53/54 -que era sólo la tercera en el palmarés del club- con un genial Di Stéfano (27 goles en 28 partidos), mientras Paco pasaba inadvertido. Con la llegada de Rial, el Madrid repitió título y Gento hizo ya seis goles.

Con aquel trío mágico, el Madrid ganó la primera Copa de Europa de la historia (1955/56). Pero Bernabéu no se detuvo ahí. Llegaron Raymond Kopa (1956), José Emilio Santamaría (1957) y Ferenc Puskas (1958). Cada año el equipo se superaba a sí mismo, conquistando el título continental cinco veces consecutivas. El clímax llegó el 13 de mayo de 1960, con un apoteósico 7-3 ante el Eintracht de Frankfurt en el Hampden Park de Glasgow, una de las mayores exhibiciones ofensivas jamás vistas en el fútbol. La BBC emite el partido cada año por Navidad para recordar la esencia del juego.

Pero aquel equipo, como todos, tenía fecha de caducidad. Los años fueron retirando a las estrellas y las finales de la Copa de Europa que antes se ganaban ahora se perdían ante potencias emergentes como el Benfica o el Inter de Milán. En 1966, el único rastro que quedaba del Madrid inabordable de la segunda mitad de los 50 era Paco Gento. Bernabéu lo rodeó de un grupo de jóvenes españoles de estética ‘sesentera’ y, contra todo pronóstico, el Madrid volvió a jugar una final de Copa de Europa. Y la ganó, 2-1 al Partizán de Belgrado. Era la sexta de Gento conviertiendose en el único jugador con 4 copas de europa y, para él, dicen, la más especial de todas.

El lado oscuro de su carrera lo representó la selección. Aunque jugó 44 partidos con España (durante años, también un récord, en una época en la que se jugaban muchos menos partidos internacionales), la selección le dio pocas alegrías. España decepcionó en Chile 1962 -aunque Gento firmó la jugada del torneo, una exhalación de área a área que culminó con un pase de gol- e Inglaterra 1966, aunque, en el 64, ganó la Eurocopa… sin Gento. Hizo un gol en la fase de clasificación, pero luego Lapetra le quitó el sitio. Sin duda el fútbol siempre recordará a Gento y sus records que aun dan la vuelta a medio mundo.

Más información

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: